Cómo aliviar el dolor de huesos y posibles causas de su aparición

por | 7 abril, 2017

Muchas personas afirman que el dolor de huesos no es real, que en realidad lo que duele son las articulaciones, mientras que otros comentan que la única razón por la que este dolor puede aparecer es debido al cáncer de huesos, por esguinces o fracturas.

Pero es un hecho que el dolor óseo es muy real y es un síntoma o una molestia que se tiene que tomar con mucha seriedad, ya que es algo que nadie deba tomarse a la ligera.

Para ayudarte a aliviar este molesto dolor aquí te recomendaremos algunas formas de aliviar el dolor de huesos, aunque recomendamos que en cuanto tengas la oportunidad visites a un especialista.

¿Por qué aparece el dolor de huesos?

Muchas personas creen que solo existe el dolor en las articulaciones porque lo más normal es que cuando una persona dice “me duelen los huesos” en realidad sienta dolor en las articulaciones, como e n el caso de la artrosis, que se produce gracias al desgaste de la articulación y que ocasiones que los huesos rocen entre ellos.

Aquí no debes de confiarte, ya que lo cierto es que cualquier articulación del cuerpo puede verse afectada por este problema.

Si el dolor es en la espalda, lo más común es que se ocasione por una mala postura, por una tensión nerviosa o por levantar objetos muy pesados haciendo mucho esfuerzo con la espalda, aunque también se puede tratar de una herida de disco.

¿Cómo se puede aliviar el dolor de huesos?

Aunque hay varios medicamentos que se especializan en esto, en esta ocasión veremos remedios naturales para combatir y aliviar estas molestias:

  • Cola de caballo: Esta planta tiene propiedades que estimula la creación de tejido óseo y conjuntivo, lo que quiere decir que produce el cartílago que está en la articulación y evita que los huesos rocen entre ellos.
  • Ulmaria o Reina de los prados: Esta planta tiene propiedades anti-coagulantes, anti-inflamatorias y diuréticas. Sirve para promover la eliminación de cálculos renales, ácido úrico y urea. No se tiene que usar en grandes cantidades en ningún tipo de paciente.
  • Ortiga: Gracias a que es diurética ayuda a eliminar el líquido que queda depositado en las articulaciones que se inflaman.
  • Aplicación exterior: Puedes poner aceite de romero o aceite de manzanilla en la zona afectada. También puedes disolver aceite de eucalipto en agua y aplicarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *