Edulcorantes para diabéticos

por | 18 mayo, 2017

La adición de edulcorantes para diabéticos, en sustituto del azúcar para cocinar diferentes postres y endulzar platos es una excelente alternativa siempre y cuando se utilicen los correctos, esto es debido a que hay ciertos edulcorantes que aunque estén aprobados por la FDA, no son nada buenos para nuestra salud y provocan respuesta a la glucemia.

La adición de edulcorantes para diabéticos, en sustituto del azúcar para cocinar diferentes postres y endulzar platos

¿Por qué usar edulcorantes?

Al no tener calorías no afectarán a nuestro consumo calórico diario por lo que son excelentes para perder peso y poder endulzar nuestras comidas todo lo que deseemos sin temor a engordar.

Además muchos de ellos como la stevia ayudan a mejorar nuestra condición.

¿Qué edulcorantes puede consumir un diabético?

Sucralosa

Es un edulcorante bastante novedoso y con un buen poder endulzante, normalmente se comercializa con el nombre de slenda. Es hasta 600 veces más dulce que este.

Es especialmente bueno para cocinar ya que no se ve afectado por el calor y mantiene todo su poder endulzante, por lo que es ideal para realizar postres y bebidas calientes como el café.

No aporta ninguna caloría y contiene cloruro, un elemento traza que es beneficioso para nuestro cuerpo, la dosis máxima es de 5 mg por kilogramo de peso corporal.

Acesulfamo-K

Es un edulcorante hasta 200 veces más dulce que el azúcar y que aporta un sabor muy dulce y fresco, es muy estable a las altas temperaturas y tiene muy buena solubilidad y no se metaboliza por el cuerpo, por lo que simplemente se excreta sin ser absorbido.

Es el único edulcorante que ofrece un efecto sinérgico con otros edulcorantes como la Sucralosa, por lo que se puede mezclar con estos para conseguir un sabor más dulce y usando menos cantidad total de edulcorante. Además, el acesulfamo-K según los estudios en humanos no provoca ningún tipo de respuesta en nuestra glucosa sanguínea, triglicéridos o colesterol al contrario que otros edulcorantes como el aspartamo.

Stevia

Es un edulcorante natural extraído de una planta de su mismo nombre, el cual aporta un sabor muy dulce pero deja un cierto regusto en la boca que puede o no gustarle al consumidor.

Es el único edulcorante que además de no afectar negativamente a nuestra glucosa sanguínea, colesterol ni triglicéridos mejora nuestra sensibilidad a la insulina y por ende a nuestro control de la patología, por si no lo sabes, es un edulcorante muy utilizado en las dietas para adelgazar por esto mismo y también en aquellos pacientes diabéticos.

Es muy estable a altas temperaturas y tiene una solubilidad media y no se han prescrito ningún tipo de toxicidad a ninguna dosis de este edulcorante.

Resumiendo

Si eres una persona diabética estos son los tipos de edulcorantes que deberías de utilizar si lo que quieres es cuidar al máximo tu salud y mejorar el control de tu enfermedad. Otras opciones como la sacarina o el aspartamo son perjudiciales para ti y para tus marcadores biológicos básicos como la glucosa o el colesterol, por lo que deberías de evitar su consumición en cualquier dosis a toda costa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *